Saltar al contenido

SERIES ~ The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story

Para los amantes de la moda y de las series biográficas, he visto, a través de Netflix, la serie The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story. Una serie que —aunque se hace un poco larga y reiterativa— tiene momentos interesantes y me dieron ganas de compartirla aquí.

The Assassination of Gianni Versace: American Crime Story relata todo sobre el asesinato de Gianni Versace, el famoso diseñador que construyó el Imperio Versace, una de las marcas de moda más emblemáticas de Italia y del mundo.

Para los que no lo sepan, Gianni Versace creó vestidos para obras de teatro y películas, y fue uno de los primeros diseñadores capaces de relacionar la moda con la industria musical. Fue amigo de artistas como Eric ClaptonDuran Duran, Madonna, Cher, Elton John Sting, entre otras celebridades que lo acompañaron a lo largo de su trayectoria. Era abiertamente homosexual y era una figura permanente en la escena internacional de la moda, junto con su pareja, el modelo y diseñador Antonio D’Amico.

Versace fue asesinado en la puerta de su casa en Miami Beach, por Andrew Cunanan, el 15 de julio de 1997. Tenía 50 años al momento de su muerte, y esta serie relata la historia del diseñador, de su asesino y, por supuesto, la historia detrás de aquel fatídico día en el que Cunanan decidió quitarle la vida.

Gianni Versace está protagonizado por el actor venezolano Édgar Ramírez, Darren Criss (conocido por su papel en Glee) hace del asesino, Andrew Cunanan, en una actuación que, por momentos, se vuelve profunda y dramática. Por su parte la actriz Penélope Cruz encarna el rol de Donatella Versace y Ricky Martin se desempeña como Antonio D’Amico.

Foto: Getty Images

La historia permite conocer a Andrew Cunanan, un personaje obsesionado con la fama, los lujos y el dinero, quien se adentró en el mundo de la prostitución en las altas esferas sociales, en busca de una vida fácil y llena de lujos. Pero, como siempre ocurre, la vida fácil se vuelve difícil y, por una serie de enredos (que no solo tienen que ver con la vida actual, sino que también tienen que ver con su vida pasada), Cunanan comienza un raid psicópata: sus relaciones se establecen de un modo tóxico y complejo, cada vez más difíciles de sobrellevar. En este brote de ambición, comienza a consumir drogas y se lo puede ver en fiestas y eventos en búsqueda incansable de una figura masculina que sostenga su vida y sus gastos. También se hace un alto en la historia de infancia de Cunanan. Se detalla el modo en el que su padre trastocó su personalidad, y cómo la relación con su madre fue diezmada por una imagen retorcida que perduró con los años.

Foto: Bernardo Pérez

En paralelo, se va contando la historia de vida de Gianni Versace, de cómo crece su marca, de cómo construye su empresa, y de los valores íntimos -podría decirse- que lleva como estandarte en su vida personal y profesional. Se lo ve como un hombre sumamente responsable y apasionado por sus diseños y comprometido con desarrollar la excelencia. Con el correr de cada capítulo, el espectador puede ir encariñándose con el relato de vida y de trayectoria y, de este modo, se establecen un marco emocional efectivo.

Las actuaciones son destacables, sobre todo me impactaron los roles de Darren Criss como Andrew Cunanan, y de Édgar Ramírez como Versace. Pero también está muy bien el elenco, y, por lo que se puede ver en las fotos de la época, es muy bueno el trabajo de los detalles de contexto, moda y  vestimentas de lo que —en verdad— fueron las fotos de Versace en vida.

Sin embargo, la familia no está de acuerdo con esta versión de la serie, y aunque fue basada en el libro Vulgar Favors de Maureen Orth, los familiares manifestaron en un comunicado de prensa, que el producto “no es más que una obra de ficción”. Y lo mismo dijo, por su parte, Antonio D’Amico en una nota en The Guardian, donde manifestó que Versace no conocía a su asesino, tal como sí se muestra en la serie.

Ficción o no, muchas de las cosas que vemos —sean invenciones o realidades— están bien relatadas, aunque debo decir que por momentos la serie se hace extensa, innecesariamente larga a mi modo de ver. Creo que se podrían haber ahorrado un par de capítulos, ya que se estira demasiado en historias secundarias y paralelas, con diálogos que no aportan demasiado aunque son entretenidos, por decirlo de alguna manera. La serie está disponible en Netflix.

 

Portada: © 2018 Fox and its related entities. All rights reserved. – Photographer: Jeff Daly


¡No te pierdas las recomendaciones que tenemos para ti en nuestra sección SERIES!

Angie Pagnotta-Depersia Ver todo

Co-Fundadora & Directora
Periodista, Escritora y Editora.
Contacto: angie.pagnotta@somos.berlin

A %d blogueros les gusta esto: