Saltar al contenido

SERIES ~ Berlín Déjate Querer: Un viaje interior

Descubrimos la trama de Berlín Déjate Querer, una serie gratuita, accesible y memorable donde se despliegan y se ponen en juego varios factores de la psiquis, el desarraigo y la condición humana. Se trata de una de esas obras donde el vaivén emocional y la entrega personal de su realizador audiovisual lo modifican todo.

Cuando me encomendé en la tarea de escribir sobre Berlín Déjate Querer, serie escrita, dirigida y protagonizada por Sergio Falconi-Parker —ecuatoriano residente en Berlín desde hace 16 años— se me ocurrieron y pasaron varias cosas por la cabeza.

En primera, la más obvia: Sergio y yo trabajamos juntos, y ahí escuché a mi voz interior que me dijo: “¿Hacer una nota sobre su serie, no se superpone con trabajar juntos? Y, aunque la respuesta para algunos podría ser que sí, elegí pensarlo por el lado más simple y llano: todos merecemos saber sobre Berlín Déjate Querer, y no quería privarme de escribir sobre ella por ésto.

Un primer capítulo visto en Buenos Aires:

Luego de conocer a Sergio y de que comentara sobre su serie, me quedé pensando en la idea. Llegué a casa y esa misma noche fui directo a YouTube. Al escribir ‘Berlin Déjate Querer’ en el buscador, di con la sorpresa de que tenía el primer capítulo visto. ¿Cómo es posible? pensé, y de inmediato fui al historial y allí lo confirmé: había visto el primer capítulo en Buenos Aires, pocos meses antes de venir a vivir a Alemania. Azar, coincidencia o por constelaciones unidas, el caso es que en ese mismísimo instante, preparé un termo de mate y me puse a verla. Así estuve hasta que, siete capítulos después, terminé de ver una de las series que más me gustaron en el último tiempo.

Berlín déjate querer está protagonizada por su creador y realizador, Sergio Falconi-Parker, y tiene la amable tarea de sumergirnos en siete capítulos donde la construcción de la psiquis del protagonista (Sergio), va aflorando y transformándose escena a escena. El proceso es instantáneo: ya en el primer capítulo comprendemos que Sergio está pasando por un momento de introspección y de búsqueda personal muy profundos. Y éstos dos son los ejes que jamás dejarán de estar presentes en la serie. Aquí la idea del pensamiento en constante ebullición y de las múltiples personalidades del protagonista, jugarán un papel crucial.

BDQ - Screenshots 024

Sergio va cayendo en cuenta de que necesita renovarse y cambiar su forma de vivir en la ciudad que lo cobija: sabe que necesita un cambio y va por él. Después de tantos años de vivir en el mismo lugar, de hacer las mismas cosas y de terminar aislándose en su propio apartamento, casi sin contacto social exterior, es necesario salir y encontrarse con los demás, incluso con uno mismo. Por otra parte, ¿A quién no le sucedió de tener la sensación de ser muchas personas dentro de un mismo cuerpo? ¿De sentir y tener pareceres contrapuestos que se van alimentando entre sí? ¿De dejarse llevar por una parte más positiva o negativa de uno, según el caso? Todo esto ocurre en esta maravillosa pieza audiovisual, sólo que en el extremo de estos sentimientos, es que se encontrará la diferencia radical del proceso narrativo de la serie. Es por esto mismo que Falconi-Parker juega —todo el tiempo— con esos bordes y límites.

La serie está producida por Among Suspects Project pero un 90% del trabajo que se visualiza está coordinado y dirigido por Falconi-Parker. El guión y los personajes secundarios que sirven de apoyo al personaje principal son recursos que hacen que la trama —por momentos dramática— no pierda fuerza, sino que se impulse aún más, incluso lo resuelve mediante gags y guiños de humor que son puntos altos. En este sentido, el aporte de los personajes alter ego de Sergio como Bops, Diego o Nega, así como los que aparecen para dar soporte a la serie, como Tormento, Rubén o El matemático, harán que la historia recobre un sentido aún más potente.

BDQ - Screenshots 028

Se mira de un tirón y es más: se necesita verla de un tirón. Los capítulos no solo son llevaderos y atrapantes, sino que además naufragan una brevedad que hace que, indudablemente, termines la serie el mismo día en que la empezaste. La fotografía merece un punto aparte: veremos aquí muchas capturas de la ciudad de Berlín, paneos, paisajes y momentos que hacen un recorrido urbanístico interesante.

Sobre Sergio Falconi-Parker, su realizador:

BDQ - Screenshots 029

De origen ecuatoriano, más precisamente guayaquileño, Sergio Falconi-Parker se radicó en Berlín en 2003 y, desde ese momento, no se ha ido de esta ciudad que lo cautiva y lo repele, como ocurre en casi todas las ciudades. La inevitable curiosidad que tuve luego de ver la serie fue saber cuál fue el puntapié artístico inicial para comenzarla y, al respecto, Falconi-Parker dijo: “La idea inicial fue trabajar en un documental pero espontáneamente me dije: te gusta el humor y necesitas ayuda… ¿Por qué no te ayudas con humor?. Improvisar la primera escena fue el desencadenante para seguir creando la serie.’’ Y así fue: en esa primera escena del primer capítulo, está la esencia de Berlín Déjate Querer, esencia que afortunadamente no se pierde nunca.

En este sentido, el trabajo de Falconi-Parker como realizador audiovisual en Among Suspects Project impresiona: todas sus producciones son de una calidad rasante, son estéticas, interesantes, son —en otras palabras— de una belleza pura. Hay un trabajo de fondo que hace que, en Berlin Déjate Querer, tengamos una enorme atracción por continuar viendo, en que ese narrador y esa voz en off sigan contando y, casi sobre todo, en desear que esas imágenes sigan impregnándose en nosotros.

Angie Pagnotta-Depersia Ver todo

Co-Fundadora & Directora
Periodista, Escritora y Editora.
Contacto: angie.pagnotta@somos.berlin

A %d blogueros les gusta esto: