Saltar al contenido

FOTOGRAFÍA ~ Ana Torres: «Berlín abrió mis ojos a un mar de posibilidades»

La fotógrafa portuguesa Ana Torres, originaria de Porto, nos comparte su trabajo y experiencias con respecto a la documentación, así como su compromiso personal hacia el fotoperiodismo, la educación y el medio ambiente.

Ana Torres

¿Cómo describirías tu pasión por la fotografía?

La fotografía es algo intrínseco a mí, un complemento de mi personalidad. Soy una persona a quien por naturaleza le gusta observar, crear y contar historias. Y, en la fotografía, encontré el medio perfecto para expresarme.

Además, me ayuda a estar presente en el momento. Los pequeños detalles, los contrastes de luces y sombras, el movimiento a mi alrededor …Esos momentos de observación que provienen de la práctica de la fotografía me hacen dar más importancia al momento y a las pequeñas cosas, me hacen sentir más conectada con el lugar donde estoy y conmigo misma. Y esa es, para mí, la esencia de este arte, la esencia de mi pasión por la fotografía.

¿Cuándo y de qué modo recuerdas el nacimiento de tu interés por esta disciplina?

Tenía alrededor de dos o tres años cuando recibí mi primera cámara, una colorida cámara de plástico –era mi juguete favorito. Luego, de adolescente, tomé el camino de las artes visuales. En el segundo año de la uni, mis padres me ofrecieron mi primera cámara réflex digital. Desde entonces no la dejé más… Creaba autorretratos, me despertaba temprano para documentar el rocío de la mañana en mi pueblo, iba por la casa fotografiando las plantas, mi madre, mis perros. Así comencé a explorar la fotografía y me di cuenta de cuánto me gustaba.

Oficina - Ana Torres

En la biografía que compartes en tu Web, dices que en tus fotografías intentas resaltar lo mejor de cada momento y, de alguna manera, buscar impactos positivos en el mundo. ¿Cómo conviven y se conjugan estas fusiones en ti y en tu búsqueda?

Siempre he tenido un gran interés por la fotografía documental. Me identifico con la fotografía que nos habla de momentos naturales y espontáneos, de historias reales. Ya la búsqueda de un impacto positivo en el mundo a través de lo que hago proviene de mis estudios en Diseño Social, mis viajes y reflexiones. Estos dos intereses míos -fotografía documental e impacto social- se mezclan perfectamente. Un ejemplo de esta pareja perfecta (y una de mis mayores referencias) es Sebastião Salgado, fotógrafo y activista ambiental brasileño. Él me recuerda que mi trabajo como fotógrafa puede y debe tener un papel activo de responsabilidad social, tanto en exponer temas controvertidos, actuales o fragmentarios, como en contar historias que reflejen humanidad, historias que emocionen y den esperanza.

También te defines como Storyteller. ¿Qué te interesa encontrar al abordar una historia? ¿Qué deseas que experimente el espectador?

Con el storytelling me interesa transmitir mensajes que veo como significativos, y hacer con que las personas se conecten con lo que ven. Por ejemplo, mi proyecto «Oficina» es parte de una serie de reportajes de trabajos manuales familiares que se están perdiendo con el tiempo. Mi proyecto «Absence, Presence” tiene que ver con el paso del tiempo y la importancia de mantener vivos los recuerdos. Cada persona puede identificarse con estos temas. Siempre quiero que el espectador se sienta conectado, de alguna manera, con las imágenes que observa, conduciendo a la reflexión sobre ellas y su historia. Me gusta crear espacios para eso.

Quisiéramos que nos cuentes sobre tus acercamientos al área de Medio Ambiente ¿qué aprendizajes has podido abordar en esta área? ¿Qué experiencias has tenido?

La protección del medio ambiente está en el centro de mis preocupaciones actuales. Soy una amante de la naturaleza desde que tengo memoria. Y, más que nunca, es urgente hablar sobre el cambio climático y sobre cambiar comportamientos.
Con la fotografía, encontré una manera de desempeñar un papel activo en la protección del ambiente. Comencé a registrar las manifestaciones “Fridays for Future”, llamando la atención para esta causa a través de compartir mis fotos en las redes sociales. Además, soy parte de una organización en Berlín llamada Greenbuzz, que organiza eventos sobre sostenibilidad activa, donde colaboro como fotógrafa.

Lo que pude aprender de estas experiencias fue que si realmente creemos que podemos hacer una diferencia en un área determinada, solo tenemos que servirnos de toda nuestra confianza, poder de iniciativa y participación, impulsados por nuestra propia voluntad y sin esperar nada a cambio. Si se hace con el corazón, el mensaje pasará y el impacto llegará, tarde o temprano.

Sobre tu experiencia en Berlín ¿Desde hace cuánto tiempo estás aquí? ¿Qué lugares te gusta frecuentar y explorar? ¿Cómo te ha tratado la ciudad?

Llegué a Berlín en abril de 2017 buscando una nueva experiencia en un país que, hasta entonces, era desconocido para mí. Llegué en 2017, pero siento que recién ahora empiezo a encontrar mi lugar aquí… y quiero quedarme un tiempo más. Me encanta explorar la ciudad en bicicleta, e ir a nadar en los lagos como el Weisensee. Berlín es, para mí, una simbiosis perfecta entre ciudad y naturaleza. Me gusta el barrio de Neukölln y asistir ahí a clases de música con GSBTB –Give Something Back to Berlin. Me gusta Bibak en Wedding, donde pasan películas y debates enfocados en narrativas de migración y movilidad global. Me gusta ir al Mauerpark los domingos, con sus conciertos, barbacoas y karaoke. Y, por supuesto, me encantan todas las exposiciones en el museo de fotografía C/O Berlin. ¡Aquí, el arte y la cultura son accesibles a todos! Berlín me enseña mucho, no solo a nivel artístico y cultural, sino también en un nivel más humanístico. Me inspira por la diversidad de etnias, religiones y géneros, me inspira por cada uno que vive aquí y que se asume como es, sin rodeos. Berlín abrió mis ojos a un mar infinito de posibilidades, me trajo la fotografía y la oportunidad de hacer de eso mi profesión. Sí, Berlín me ha tratado -y sigue tratando- bien.

2Plants-with-feelings_AnaTorres_2018

La fotografía es un arte que, aunque tiene una base, va mutando constantemente. ¿Cuál es tu visión respecto a la fotografía actual? ¿La notas estancada, en evolución, en un nivel sostenido de novedades, recursos y modos? ¿Qué puedes decir como observadora y parte activa?

La fotografía cambia constantemente, lo cual es normal, ya que es un espejo perfecto de la sociedad. ¿Si está evolucionando? Esto ya es discutible. Por ejemplo, siento que actualmente cada uno está demasiado centrado en sí mismo, y eso se refleja en el contenido visual superficial que se comparte a cada segundo en las redes sociales. Hay una trivialización de la imagen en este sentido. Por otro lado, cada vez más personas / organizaciones comprenden la fotografía como un poderoso medio de expresión para transmitir mensajes políticos y sociales de manera más efectiva, abriendo espacios para la reflexión y distintos puntos de vista, promoviendo el cambio y ayudándonos a evolucionar como humanidad. Quiero ser parte de este segundo grupo.

¿Proyectos actuales y a futuro?

Actualmente, mis proyectos incluyen continuar con mi trabajo como fotógrafa de eventos y seguir desarrollando proyectos personales como la documentación de “Fridays for Future” y mi blog de viajes “itraveliconnect”.

Mirando hacia el futuro y con mi deseo de alinear –cada vez más– mis intereses con mi trabajo, busco involucrarme en más proyectos de fotoperiodismo, educación y medio ambiente, y quizás encontrar un equipo creativo y trabajar juntos en estas áreas – ¡estoy abierta a nuevas colaboraciones! 🙂

Ana Torres

Links:

Instagram

Sitio Web

 

Fotos: Ana Torres


Para más contenido como éste, no dejes de visitar nuestra sección SOMOS BERLÍN PRESENTA.

A %d blogueros les gusta esto: