Saltar al contenido

DANZA ~ Unai Álvarez Saavedra: «En Berlín nunca sabes qué va a suceder»

En esta nota de SOMOS BERLÍN PRESENTA, conocemos al bailarín Unai Álvarez Saavedra, un joven oriundo del País Vasco, quien, desde hace tan solo tres meses, está abriéndose camino artístico en Alemania como intérprete de Danza.

¿Cómo describirías tu pasión por la Danza?

Sería muy complicado describirla, ya que no es una pasión que haya surgido con los años, sino que nació con una necesidad interna de bailar música. Luego, con el tiempo, me he ido acercando más a ciertos estilos de Danza como la Contemporánea, el Jazz o, incluso, la Danza Clásica, pero me gustan también otros estilos urbanos o moverme sin tener en cuenta ningún género en particular.

¿Cuándo y de qué modo recuerdas el nacimiento de tu interés por este arte?

Desde  pequeño  bailaba  sin  tener ningún conocimiento de nada. Sin embargo, a los 14 años aparecí en lo que fue mi primera clase de danza  que,  además,  compartí  con  mis  mejores  amigos. En ese momento  descubrí  un  arte  en  el  que  podía ser yo mismo y, encima, compartirlo con otras personas: ¡fue maravilloso!

Te  has  formado  en  Danza  Contemporánea,  Jazz  y  Ballet,  ¿cómo  fueron  tus  años  de formación y qué puedes contar sobre este recorrido profesional?

Comencé formándome en danza urbana, pero rápidamente descubrí la danza  Jazz  y  posteriormente  el  Contemporáneo  y  el  Ballet.  Los  primeros  años  se  me hicieron duros puesto que empecé tarde a formarme (16 en jazz y 19 en contemporáneo y ballet),  por  lo  tanto,  tuve  que  hacer  un  doble  trabajo  para  poder  alcanzar  el  nivel  de  mis compañeros.  No  obstante,  tuve  la  suerte  de  juntarme  con  bailarines  que  comenzaron  a contar  conmigo  en  diferentes  proyectos  (eventos,  competiciones,  etc…).  Ahí  es  donde aprendí  a  ser  bailarín,  a  conectar  con  el  público  y  a  bailar  tanto  en  solitario  como  en grupo. La formación que he recibido ha estado genial y la considero fundamental, pero de nada sirve aprender sin la práctica.  

En  tu  postulación  indicas  que  también  has  sido  interpelado  por  disciplinas  como  Circo  y Canto. ¿Cómo se conjugan estas áreas dentro de tu recorrido artístico?

Una de las características que me motivan en la danza son las acrobacias, de ahí que mi formación se centre mucho   en estilos más virtuosos como el Contact-improvisation, Release o Flying low. Sin embargo, mi interés fue mucho mayor y comencé a tomar clases  de  verticales y acrobacias. Considero que el circo es una parte más de mi formación como bailarín, y no lo contemplo como algo aparte. En cuanto al canto, es una disciplina que me llena enormemente. Siempre me ha gustado mucho la música y cantar,  sin embargo, mi inquietud al respecto es más “amateur”. En España cantaba en un coro dos o tres veces por semana, y realmente fue fácil conjugarlo con  mi  formación de danza ya que, de  la  misma  manera en que un  oficinista necesita un “hobby” para oxigenar el cuerpo y el cerebro, el canto me ayudaba a alejarme un rato de la danza y a oxigenarme de otra manera. 

El género contemporáneo es uno de tus pilares artísticos, ¿a qué atribuyes este enfoque?

Hay varias razones para considerarlo parte de mi pilar artístico. En primer lugar, es el género que más se acerca a mis cualidades físicas e interpretativas, es decir, donde considero que tengo más posibilidades de futuro. Por otro lado, es un género que siempre está en constante progreso o movimiento y es muy flexible, ya que se admiten todo tipo de cuerpos, edades y físicos. Además, los mejores profesores, los he tenido dentro de este género, y teniendo en cuenta que “de tal palo tal astilla”, toda la pasión recibida se convirtió en un amor inseparable entre el contemporáneo y yo.

Hablemos de Berlín, ¿cómo te va tratando la ciudad? ¿Qué puedes decir sobre tus pasos aquí?

Desde septiembre de 2019 que llevo viviendo aquí. La palabra que más se acerca a lo que siento en esta ciudad es  “incertidumbre”. Realmente es una aventura vivir aquí, porque nunca sabes qué va a suceder al día siguiente, para lo bueno y para lo malo. En solo tres meses, he cambiado de planteamiento más que de ropa. He tenido dos trabajos (no artísticos), los cuales he tenido que dejar, y, seguramente, tenga más. Cada día conozco nuevas personas que me dan otro enfoque de vida aquí, y a veces me hacen dudar de mi propio enfoque. Sin embargo, en general, estoy muy feliz porque las cosas buenas superan las malas. Actualmente me encuentro recibiendo muchas  clases de danza, con profesores que me están gustando mucho y rodeado de bailarines de diferentes países, formaciones, edades e inquietudes, algo que sin duda está siendo muy constructivo. 

Por  otra  parte,  ¿qué  lugares  te  gusta  frecuentar  y  explorar?  ¿Qué  aprendizajes  te  da  la ciudad?

Soy muy viajero y aventurero. Me gusta mucho visitar Berlín desde un punto de vista curioso, sin acercarme demasiado a los lugares muy turísticos (aunque a veces resulta imposible). Desde el arte, me gusta ver obras escénicas, visitar museos o galerías. De una forma menos cultural, me gusta quedar con gente, tomar una cerveza, probar comida nueva y, sobre todo, reírme. En cuanto al aprendizaje, teniendo en cuenta que esta es una ciudad que exige mucha atención, siento que estoy haciendo un máster en temas burocráticos y sociales (por el idioma). A nivel personal, siento que es una ciudad muy solitaria en la que cada uno vive por uno mismo (o esa es mi interpretación), por esa razón, a veces me veo obligado a juntarme con personas con una cultura parecida a la mía. No obstante, cada vez me acostumbro más a vivir aquí e incluso me esfuerzo por aprender el idioma.

¿Proyectos a futuro?

Mi intención al venir aquí es hacer una carrera profesional en esta ciudad. Si surgiera trabajo en otro lugar,  seguramente lo aceptaría, aunque ahora mismo me veo viviendo en esta ciudad por mucho tiempo. Pero, como he dicho antes, todos son incertidumbres. Lo cierto es que ahora mismo quiero aprender más y bailar principalmente. Tengo un interés enorme en la creación escénica, pero siento que necesito definirme más dentro de la danza para ello. La enseñanza también podría ser una posibilidad, ya que he tenido la oportunidad e ser profesor en mi ciudad, y lo he podido disfrutar enormemente. En definitiva, son muchos frentes los que tengo abiertos y tengo mucha motivación para lo que pueda venir. Realmente me siento muy entusiasmado.

Links:

Su Web:   https://vimeo.com/unaialvarez

Su Instagram: @unaialvarezdancer

Su Facebook:  https://www.facebook.com/unai.alvarezsaavedra

 

Fotos: Dhavid Hernández


Para más contenido como éste, no dejes de visitar nuestra sección SOMOS BERLÍN PRESENTA.

A %d blogueros les gusta esto: