Saltar al contenido

ARTES PLÁSTICAS ~ María Victoria Rodríguez: «Berlín es mucho más de lo que esperaba»

Nacida en Rosario, Argentina, María Victoria Rodríguez emigró hace pocos meses a la capital alemana y llegó para apostar a su arte. En esta nueva nota de SOMOS BERLÍN PRESENTA, te invitamos a conocer a una joven artista que, desde sus obras y animaciones, busca explorar la creatividad a diario.

¿Cómo describirías tu pasión por las Artes Plásticas?

Estar en constante creación –desde cualquier disciplina artística– forma parte de mi vida cotidiana. No puedo imaginarme un día sin un rato de dibujo, o de pensar en cómo activar alguna idea/proyecto personal o en conjunto con colegas y amigxs. Siempre intento tener ese momento. Podría resumir entonces que esa pasión es algo que me da energía, me hace bien y me reconforta.

¿Cuándo y de qué modo recuerdas el nacimiento de tu interés por esta disciplina?

Me recuerdo siempre dibujando, nunca paré de hacerlo. Dibujaba mucho a la noche mientras mi papá miraba tv, él traía un montón de hojas borrador del lugar donde trabaja. Como todx niñx era muy fan de mirar dibujitos y muchas veces copiaba esos personajes que aparecían en la tele o veía en los libros. Mis padres siempre motivaron eso en mí y decidieron de pequeña acercarme a talleres de arte en la ciudad donde vivía y más tarde cuando crecí en Rosario, creo que así empezó todo.

Eres Licenciada en Bellas Artes, egresada de la Universidad Nacional de Rosario, y estudiaste animación en la Escuela para Animadores de Rosario. ¿Cómo fueron tus años de formación y qué nos puedes decir sobre este recorrido?

En la Universidad Pública tengo mis mejores recuerdos, de la misma manera que en la Escuela Para Animadores. Fueron dos instituciones muy importantes en mi crecimiento como profesional y a nivel personal. En el momento que yo estudié Bellas Artes el tema de la ilustración y la animación, quizás en parte porque aún las redes sociales no habían aparecido, no se hablaba mucho,tenía dos o tres profesores que veían en mi potencial para entrar en el mundo de la ilustración y en el mundo editorial y me recomendaron ir haciendo talleres paralelos a la carrera que tuvieran más que ver con eso que me interesaba. Un poco de esa forma fui conociendo otros espacios, como la EPA, donde me metí de lleno en el tema de la animación, primero como alumna y más tarde como docente. Fueron recorridos muy cálidos, siempre encontrando gente que me ayudó muchísimo para ir logrando lo que deseaba, me llevé grandes amigxs y vínculxs que aun conservo con los profesionales de cada uno de los lugares.

En tu sitio Web se hace referencia a tu participación como Co-fundadora e integrante de varios colectivos artísticos como el Festival Furioso de Dibujo, el colectivo de artistas y trabajadoras gráficas Cuadrilla Feminista y de la Red de Animación Rosarina. ¿Cuál es tu participación en estos espacios? ¿Qué pudieras sintetizar sobre cada uno?

Estos tres colectivos de los que formo parte tienen una organización horizontal, por lo que la mayoría de lxs integrantes cumplimos varias tareas distintas, pero muy equitativamente intentando cooperar entre nosotrxs en el hacer. El Festival Furioso surgió como un espacio alternativo en la ciudad de Rosario, donde la gente se reunía en torno a un evento que agrupaba dibujantes e ilustradores de distintas partes del país y Latinoamérica. Allí cada persona que acudía podía generar lazos y redes con otras personas que estaban en la misma sintonía artística. En ese caso algunos años participé ayudando en el manejo de las redes sociales, u organizando la feria editorial con algunxs de mis compñerxs. A la par del evento, generamos una residencia para dibujantes, y mi rol fue gestionar las actividades y acompañar a lxs artistas a cada una de ellas.

Como colectivo nos encargamos de crear una pequeña editorial para difundir material de distintxs artistas locales, yo ayudaba en la circulación de ese material asistiendo a ferias y compartiendo nuestras publicaciones en otros festivales o eventos. Todxs formamos parte de esa tarea, y generalmente recibíamos a nuestrxs invitadxs, y nos encargábamos de que pasaran un momento agradable en un clima amistoso mientras durase el festival. La Cuadrilla Feminista es un colectivo que produce material gráfico que se transforma generalmente en publicaciones o afiches para la calle. En ese caso todas participamos por igual generando cada una su ilustración, diseño o dibujo aportando a una causa determinada. Solemos asistir a eventos o ferias en las que participamos con nuestras publicaciones y a veces haciendo intervenciones con serigrafía. En estos casos nos vamos turnando entre todas las integrantes a partir de las disponibilidades de cada una para ver quiénes participan. La Red Rosarina de Animación se maneja prácticamente similar al Festival Furioso, solo que generando un espacio referido a la animación. Como colectivo hemos organizado el Festival Animal, (de animación latinoamericana experimental), con fundamentos y mecanismos similares al que manejábamos desde la organización del Furioso, apostando a la organización horizontal y generando o resolviendo actividades en comisiones pero siempre haciendo partícipe a todo el equipo.

La animación es, también, una parte importante de tu trabajo. ¿A qué atribuyes tu interés de enfocarte en esta área?

Como mencioné antes, al igual que todx niñx de mi generación, crecí muy influenciada por los dibujos animados y creo que eso me hizo tener una curiosidad muy poderosa acerca de cómo era ese proceso y pensar que existía una posibilidad de que yo también pudiera darle vida a mis dibujos. Luego conocí la animación experimental y a artistas o ilustradores que indagaban en la animación 2d, y eso me motivó a intentarlo definitivamente.

Tu trabajo fusiona distintas técnicas y texturas, colores y formas pero, sobre todo, se visibiliza el cuerpo de un mensaje, en algunos casos casi una declaración. ¿Nos compartes ese proceso de creación?

Generalmente mis trabajos están atravesados por una parte autobiográfica que deja verse de algún modo. A veces llego a esos lugares sin querer, me propongo divertirme y no pensar demasiado, explorar e indagar en nuevas texturas, paletas de colores o técnicas y, finalmente, una serie o secuencia surge de esa experimentación dando lugar luego al concepto. Otras veces sí tengo ganas de mostrar o compartir algo, una experiencia personal por ejemplo, como la de ser inmigrante en un país que descubro por primera vez, y en ese caso intento, ser lo más sintética posible respecto a la técnica o material que utilizo, para que lo que prevalezca sean mis impresiones o el concepto que estoy intentando transmitir. En éste último caso utilizo mucho mi celular para hacer registros, recolecto tickets de la estación del U-Bahn, grabo sonidos por la calle… todo eso luego aporta a mi proceso creativo.

Hablemos entonces un poco más de Berlín, ¿cómo te va tratando la ciudad? ¿Qué puedes decir sobre tus pasos aquí?

Berlín es una ciudad increíble, es mucho más de lo que esperaba. Hace cuatro meses que vivo aquí, he tenido algún que otro momento duro, pero son muchas más las experiencias positivas. Creo que la gente increíble que estoy conociendo, es lo que hacen, finalmente, al lugar. He trabajado de cosas que nunca hubiese imaginado, he sido hasta guía turística. Llevo aprendiendo mucho en estos meses de mí y de la ciudad, y siempre me sorprendo descubriendo algo nuevo e interesante que me resulta inspirador.

¿Qué nos puedes decir sobre tu oferta de talleres y clínicas?

He estado compartiendo un taller de flipbooks en el último Zinefest, un festival de autopublicación que se hace mensualmente en la ciudad. Además, he sido parte de Art Clinic, un ciclo que se lleva acabo en WerkStadt, donde charlé sobre mi trabajo y mis últimos proyectos. Siempre estoy abierta a invitaciones de este tipo de eventos para compartir mi experiencia y dar Workshops. De momento el próximo será en Valencia, en el Festival de Autopublicación Tenderete, pero al regreso trabajaré en una nueva propuesta de taller vinculada a la animación o autopublicación.

Por otra parte, ¿qué lugares te gusta frecuentar y explorar? ¿Qué aprendizajes te da la ciudad?

Últimamente estoy frecuentando bastante las calles, bares y galerías del barrio donde vivo. Estoy entre Kreuzberg y Neukölln y tengo a K-fetisch como mi bar predilecto, suelo encontrar a menudo a mis amigxs allí. Antes que comenzara a hacer frío me gustaba mucho pasear por el Landwehrkanal y me quedaba bastante tiempo mirando los cisnes y observando de cerca su comportamiento, me parecen animales increíbles. Kottbusser Tor y Hermannplatz son lugares que frecuento seguido porque están cerca de casa. Tienen algo que hace que mucha gente les esquive, pero a mí me encantan y siempre me topo con situaciones y personas singulares allí. Me gusta salir en bici y explorar distintos parques. Lo que más me impactó de Berlín apenas llegué fue la cantidad de espacios verdes enormes con los que cuenta. Descubrir sitios abandonados es algo que me atrae bastante últimamente, hace poco fuimos con una amiga al llamado «Zombie Hospital» y me quedé con ganas de seguir investigando ese tipo de rincones. Veo a Berlín como una ciudad enorme y fuerte, con muchos sitios por explorar. Creo que sigue construyéndose todo el tiempo y, de una forma muy particular, no logro encontrarle parecido a ningún otro lugar que conozca. Me gusta su heterogeneidad y creo que visualmente ofrece muchísima información que resulta inspiradora para quienes trabajamos en el ámbito de lo creativo.

¿Proyectos a futuro?

Explorar mucho más Berlín, sus sitios y compartir con su gente. Aprovechar esa inspiración para seguir registrándola desde lo audiovisual… me gusta pensar que esa es una buena forma de «guardar el tiempo».

 

Links:

Sitio Web: https://mvictoriarodriguez.tumblr.com

Instagram: https://www.instagram.com/mvictoria.rodriguez/

Facebook: www.facebook.com/mvictoriarodriguezartista


Para más contenido como éste, no dejes de visitar nuestra sección SOMOS BERLÍN PRESENTA

A %d blogueros les gusta esto: